Kinesiología del deporte

Trata mediante los agentes físicos las patologías que se desarrollan en la práctica deportiva.

Las lesiones más comunes de la práctica deportiva, se encuentran la contractura muscular, sobrecargas, contusiones, elongaciones, distensiones y roturas de fibras; tendinopatía y otras patologías del tendón; esguince y distensión de ligamentos; recuperación post-operatoria, recuperación funcional etc.

El kinesiólogo deportivo debe manejar bien técnicas de , masoterapia, vendaje funcional, la hidroterapia, la crioterapia, la termoterapia la electroterapia entre otras disciplinas que le son propias para la correcta recuperación del deportista.

Así mismo, es prioridad absoluta del La kinesiología del deporte incidir sobre la prevención de las lesiones de los deportistas.

La fisioterapia deportiva se utiliza para evitar que los deportistas sufran lesiones de algún tipo. También se usa para relajar y tonificar después de un ejercicio pesado.

Cuando el daño de los tejidos blandos se produce, por ejemplo, cuando hay un desgarro muscular, y la lesión comienza a hincharse. Este aumento en el volumen de sangre en el área puede causar la muerte celular por lo que se conoce como lesión hipóxica secundaria.

La técnica rices supone todos los componentes que se necesitan para evitar un mayor deterioro a la zona dañada, incluye:

  • Reposo: cesar el ejercicio en cuanto se produce la lesión o molestia aguda.
  • Hielo (Ice): el uso de crioterapia (frío) se realiza como una de las mejores medidas antiinflamatorias. El elemento frío, siempre cubierto por una suave tela.
  • Compresión: Suave pero firme presión sobre la zona lesionada, en forma de espira, y siempre hacía el corazón vamos disminuyendo la presión.
  • Elevación: la zona lesionada por encima del nivel del corazón a ser posible, para que no se aumente en la lesión la sangre aumentando la inflamación.
  • Estabilización (Stabilitation): la zona lesionada debe quedar inmovilizada una vez se toman las medidas correctas para no producir una lesión más grave.

Cada uno de estos factores juega un importante papel en el control de la inflamación y todos ellos deben utilizarse de forma simultánea y adecuada.

Si usted es alguien que apenas está comenzando a hacer ejercicio con la intención de mantenerse saludable y en forma, puede ser muy propenso a las lesiones.

Consejos para evitar lesiones

Calentamiento

El calentamiento es probablemente la parte más fácil y más importante de un ejercicio.

No abuse del ejercicio

El dolor es la forma de su cuerpo de decirnos que algo está sobrecargado de trabajo o no. Si usted comienza a notar hinchazón y el dolor severo con rigidez, dejar todo ejercicio que esté haciendo Utilice equipos de alta calidad Es necesario llevar a cabo los ejercicios y las salidas en un ambiente seguro y lo que necesita equipos de calidad y eficacia, tales como ropa y zapatos.

Agua

La hidratación es muy importante, especialmente en un lugar caluroso y húmedo, evitará lesiones, tales como insolación, calambres por calor y deshidratación.

No exceda en su entrenamiento

Asegúrese de tomar un descanso bien merecido.

El enfriamiento o estiramiento

Un enfriamiento adecuado es tan importante como el calentamiento y muchas personas suelen descuidar esta parte. Aproveche este momento para hacer estiramientos del cuerpo en los grupos musculares que he concentrado en y ayudará a evitar cualquier tipo de dolor o el dolor.